Creación de Marca Personal – El Currículum

completar currículum

.

Redactar un Currículum Vitae

Seguro que en algún momento de tu vida has escuchado que el currículum es tu tarjeta de presentación, que debe ser claro, conciso, cronológico y un largo etcétera de pautas a seguir para tener un buen currículum. Pero, ¿realmente las seguimos? Redactar un currículum correctamente no es nada fácil, pero con tiempo y ayuda podemos sacar partido a esa parte sumamente importante del proceso de autocandidatura o postulación a una vacante.

.

¿Por dónde empiezo?

.

La fase del autoanalisis

Nos preguntemos ¿quienes somos?, ¿qué hemos hecho? y ¿qué queremos hacer? Parecen preguntas muy abstractas, pero ya veremos que en realidad pueden tener unas respuestas tan concretas como:

Soy Marco Polo, gerente de la empresa X. Tengo más de 10 años de experiencia como gerente de una empresa en expansión, pero quiero llegar a ser Country Manager de una multinacional.

Si sabemos lo que queremos y tenemos las ganas y aptitudes para conseguirlo, el camino se hace más fácil y divertido. Cuando decidimos dedicarnos a lo que realmente nos gusta, las puertas se abren por si solas, y si no lo hacen, las ganas y la capacidad de sacrificio nos darán la fuerza para empujarlas.

.

Biografía: 

Es importante que redactemos un borrador de nuestro currículum con todo lo que creemos que debe ir en él. No olvidemos que un currículum de manera estándar está formado por:

– Información académica

– Información profesional

– Idiomas

– Competencias digitales: es importante que obviemos las básicas como el email, internet explorer y demás por el estilo que ya se dan por descontado que sabemos.

– Aptitudes: siempre enfocadas al sector profesional. Que seamos “buenos amigos de nuestros amigos”, a un recruiter no le aporta información valiosa de cara a ocupar la vacante.

Esta información debe ser lo más completa posible, en esta fase nos da igual si ocupa 1, 2 o 10 páginas, más adelante ya nos encargaremos de eso.

.

.

Resumen

Una vez tengamos toda la información que nos gustaría que apareciese en nuestro currículum, viene la parte más complicada: clasificar y cribar información irrelevante. Este es el momento en el que nos echaremos las manos a la cabeza y gritaremos, ¡TODO ES SUMAMENTE RELEVANTE! Pero creedme, pensando así solo nos estaremos haciendo un flaco favor. Un currículum vitae con demasiada información no interesa a nadie, excepto si eres un catedrático y tienes decenas de publicaciones, trabajo de investigación y demás. Pero para el resto de los mortales, es importante que sepamos diferenciar el oro de la paja y acotar nuestra hoja de vida en 1 solo folio Din-A4. Para ello nos enfocaremos en una de las preguntas de la fase 1: ¿qué queremos conseguir? si esto lo tenemos claro, entonces empezaremos con la criba. Es importante que eliminemos todo aquello que no aporte valor al puesto de trabajo para el que vamos a aplicar. Al igual que todo aquello que hemos hecho, hace ya tanto tiempo, que casi no puedes describir detalladamente en qué consistía.

Si por el contrario, tienes un perfil junior o practicante, y están buscando tu primer trabajo, es recomendable que destaques en tu currículum actividades académicas llevadas a cabo que puedan aportar información relevante: equipos de deporte, clases de música, programa Erasmus, si has ejercido como profesor de refuerzo a algún niño, voluntariados, etc. Cada uno de ellos puede aportar información al recruiter: sabe trabajar en equipo, es aplicado, tiene vocación internacional o al menos interés, es responsable, altruista y otras que puedan favorecernos en el proceso de selección.

.

Diseño y maquetación

Una vez más, antes de comenzar a diseñar nuestro currículum vitae nos volveremos a preguntar ¿qué queremos conseguir? porque de la respuesta a esa pregunta depende TOTALMENTE el diseño de tu CV. Si nuestro perfil es el de un abogado y nos vamos a postular en los diferentes bufetes de la ciudad, nuestro currículum debe demostrar con un vistazo profesionalidad, seriedad y sobriedad. Por lo que evitaremos aplicar muchos colores, tipografías ni materiales gráficos que puedan perjudicarnos. Es recomendable analizar bien el sector en el que nos movemos, si son más tradicionales o menos o si valoran más el contacto directo persona a persona o vía online porque de eso dependerá nuestro diseño del currículum. 

Si el envío lo vamos a realizar vía web, es recomendable que el formato sea de alta calidad y en pdf, de este modo nos aseguramos que lo reciban correctamente y sin ocupar mucho espacio en el mail. Además, si el envío lo hacemos por esta vía, nos permitirá experimentar más con colores del currículum sin preocuparnos si la tinta mojará demasiado el papel o si malogrará el diseño. En cambio, si vamos a entregar el currículum en formato papel y en persona o por correo ordinario (este último muy poco recomendable), es mejor que la resolución del archivo sea de 72px y con el fondo blanco. Esto nos ahorrará tener que utilizar papel mucho más grueso para evitar mojar el papel y posibles problemas a la hora de imprimir, como baja calidad, manchas de tinta, estilo irregular del diseño, etcétera.

Ahora toca la parte más complicada y donde dedicaremos más horas, al encaje de toda la información INDISPENSABLE dentro de nuestro único folia Din-A4. Aquí pondremos en práctica todo lo aprendido durante los años donde el Tetris era nuestro más novedoso entretenimiento.

.

Et voilà! Ya tenemos un CV atractivo, conciso y adaptado a nuestro perfil que nos abrirá las puertas a nuestros objetivos profesionales y personales. Ahora nos toca el proceso de envío, respuesta y entrevista. El camino no ha hecho más que empezar y lo recorreremos juntos.

.

Recuerda que si necesitas ayuda con el diseño de tu CV, tienes alguna duda al respecto o quieres asesoramiento en cuanto a la creación de tu marca personal puedes ponerte en contacto a través del mail.

.

Mi consejo: no sobrecarguemos el currículum de información, tengamos siempre presente que el CV es un instrumento de presentación, donde exponemos lo básico y dejamos al recruiter con ganas de saber más. Como con todo en la vida, el currículum debe crear expectativas y deseo de saber más en la mente de las personas que lo lean.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACT

Si tienes alguna duda o sugerencia, ponte en contacto mediante este formulario. Tú nos haces mejorar ;)

Enviando

©victoria.obradorweb.es Todos los derechos de reproducción reservados.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas